JUEVES, 17 de Agosto de 2017

Fanboy

11/03/2013

Los amigos que se fueron...

Una delgada línea nos separa de la vida y la muerte, esa línea se llama "amor", un sentimiento que trasciende a los llamados "ángeles sin voz". Los que compartieron una vida de alegrías y experiencias junto a "ellos", saben lo que eso significa.
Compartir esta nota
Los humanos lloramos la partida de nuestros seres queridos, de un amigo, de un hermano, de una madre y ¿por qué no? de una mascota, quizás porque muchos los animales logran integrarse de tal forma que se convierten en parte de la familia y es, en ese  momento, cuando los  afectos se fortalecen.

Pero, ¿cómo superar la partida de tu fiel compañero? no hay receta mágica, palabra oportuna o abrazo que llene ese instante de soledad, sólo los años y su dulce recuerdo se convierten  en la compañía invisible que nos persigue por todos lados llenándonos de paz.

Negarse a la posibilidad de amar a otro, para no sentir que "ocupa su lugar" es comprensible y natural. Sin embargo, si pensamos que al adoptar una nueva vida peluda le brindamos la posibilidad de escapar de un triste destino, de seguro el "amigo" que partió nos miraría agradecido.

Recuerda que, hay  un lugar donde "ellos" siempre estarán vivos porque es suyo y nadie podrá sacarlos, ese cálido lugar donde son irreemplazables está en nuestro corazón. Por eso, jamás te niegues a la oportunidad de seguir amando a uno de "ellos" mientras tengas vida, ten por seguro que su felicidad  también será la tuya.

Escribe Shanny ROBLES PLASENCIA

Deja tu comentario