LUNES, 23 de Julio de 2018

Business

03/07/2014

Empresas de TIC buscan ser cada día más verdes

Imaginarse a una empresa cuidando sus emisiones de carbono y reduciendo su huella ambiental podría considerarse algo del futuro; sin embargo, hoy cada vez más organizaciones se unen a iniciativas para minimizar el impacto en el medio ambiente.
Compartir esta nota
Dentro de todas las industrias, las compañías del sector tecnológico, sin duda han marcado la pauta en temas de conservación ambiental y cuidado de sus procesos. 

Hoy en día vemos como gran cantidad de empresas de la industria tecnológica cuidan sus políticas ambientales e implementan buenas prácticas en la operación de sus procesos (…) por ejemplo sus centros de datos al optimizar el aire acondicionado que requieren o bien utilizando un sistema de captación de agua de lluvias”, comentó Kathrin Winkler, Gerente de Sustentabilidad de EMC.

Una organización que lleve a cabo distintas iniciativas sostenibles puede ver grandes beneficios, muchos de índole económico”, indica Winkler, agregando que existen otros beneficios tales como atraer, energizar y retener colaboradores y una mejora significativa en la reputación de las empresas que adopten políticas de esta índole.

Existen muchas técnicas para lograr que una empresa sea más costo-eficiente. Se puede instalar infraestructuras de potencia y enfriamiento eficiente para la colocación de equipo específico; o incluso utilizar tecnología que requiere menos energía in-situ como por ejemplo virtualizar los servidores o migrar hacia computación en la nube”, aseguró Winkler.

El departamento de TI dentro de las organizaciones juega un rol fundamental a la hora de desarrollar proyectos sostenibles. La ejecutiva manifiesta que “realmente las empresas de todos los sectores de la economía dependen enormemente en sus departamentos de TI para transformar su negocio”.

Green IT, empresas más eficientes

En EMC las prácticas sostenibles llamadas Green IT, buscan  maximizar la utilidad del equipo de TI a través de tecnologías que permitan más productividad y control de demanda, incluyendo: virtualización, deduplicación de datos y compresión y suministro virtual.  

Para que el Green IT sea una realidad, debe existir una educación corporativa de disposición a colaborar con el equipo de sostenibilidad. “Las iniciativas deben tomar en consideración las metas organizacionales, tanto financieras como no financieras, al igual que la necesidad de negocio del individuo y no se debe exigir a las personas a realizar cosas que comprometan sus propios valores o visiones”.
 
La inversión en plataformas Green IT se traduce en resultados a largo plazo, aunque se ocupe de un esfuerzo importante en el mantenimiento de estas prácticas. “Es importante recordar que la sostenibilidad es un viaje y debemos considerar su ciclo de vida completo incluyendo la fuente de la materia prima, construcción del establecimiento, la inclusión de colaboradores a las distintas prácticas, la operación de la empresa, operación, y finalmente la utilización y el manejo de recursos hasta el fin de su vida útil”, concluyó Winkler.

Editado por Revista ZOOM

Deja tu comentario