SÁBADO, 21 de Octubre de 2017

Fanboy

31/03/2014

Recordando al Capitán Futuro y su legado

Si el nombre del Capitán Futuro te suena conocido, lo más probable es que hayas dejado de ser un niño hace mucho tiempo. Y es que esta fantástica serie, que se emitió en los años 80, marcó una generación que hasta hoy la recuerda con cariño.
Compartir esta nota
Las imágenes seguramente están llegando de a pocos; primero, un primer plano de un astronauta sobre la superficie lunar que observa la inmensidad del cosmos y luego, la inconfundible melodía de introducción (obra del popular cantante conocido como Capitán Memo) que marcaba el inicio de una nueva aventura para Futuro y su leal tripulación.

Ciertamente, recuerdos como ese permanecen vivos en la memoria de muchos niños y niñas que esperaban cada sábado por la mañana para encender la televisión y reencontrarse con sus héroes de siempre. Es curioso que a pesar de que han pasado los años, esa emoción parece no resignarse a morir y aflora de vez en cuando.

Y es que es necesario decir que Capitán Futuro, una serie de la japonesa Toei Animation, llegó en un momento de grandes cambios, tanto en el plano nacional como el internacional. Se vivía una crisis económica, la Guerra Fría estaba en su máximo apogeo y la exploración espacial comenzaba a expandirse.

Tampoco es casualidad que Capitán Futuro sea contemporánea con otra gran serie espacial; Cosmos, del brillante Carl Sagan (de hecho, la nave de Futuro se llama “Cosmos”). Ambas compartían el espíritu científico por descubrir los secretos del universo y ese enfoque humanista que caló muy hondo en aquellos que lograron ve la serie.

Una verdadera joya de la animación que todos recuerdan con cariño pues fue uno de los mejores exponentes de esa clase de dibujos que no solo entretenían sino que educaban y dejaban valiosas moralejas sobre la lealtad, la amistad y la justicia. Son cosas que actualmente ya no se ven y por eso se extrañan aún más.

Así pues, hemos querido rendir este pequeño homenaje a un ídolo del pasado, pero que pareciera seguir acompañándonos en el presente y quizás, tal como lo dice su nombre, en el futuro.

Escribe Carlos GUERRERO ARGOTE


Deja tu comentario