JUEVES, 18 de Enero de 2018

Gourmet

04/11/2013

Latte hecho arte

Su popularidad ha crecido en todo el mundo, permitiendo el reconocimiento profesional de los "baristas". Esta habilidad artística, plasmada en una taza de café con leche, requiere de una completa preparación para lograr figuras perfectas.
Compartir esta nota
"El arte del 'latte' o arte del café con leche se refiere a los diseños creados en la superficie de cafés expresos. Hay dos formas de crear estos diseños, generalmente se utiliza uno de los métodos y a veces una combinación de ambos", nos dice: José Arellano, Gerente General de la “Escuela Peruana de Servicio y Sumillería”.

Precisamente, el primer método consiste en ir manipulando el flujo de leche desde un jarro conocido como latte art (vertido libre) y el segundo, en dibujar diseños con un instrumento conocido como 'etching', con plantillas, polvos y espuma de la leche. En cuanto  los ingredientes esenciales y herramientas, tenemos: Café (espresso), leche fría, jarra (su tamaño depende de la cantidad de leche), cacao, fouge, termómetro y texturizador de leche.

"Un buen barista debe conocer  su materia prima. Es decir, el café, los diferentes tipos de tostado y sus cualidades para utilizar el método de extracción ideal para obtener lo mejor de una muestra de café. Es muy similar al trabajo de un buen Sommelier quien debe conocer el vino, su temperatura de servicio ideal, con que plato maridarlo o proceder a su decantación. Por esa razón, formamos baristas con certificación ministerial y somos la única escuela en Sudamérica que otorga esta certificación", explicó.

¿Qué figuras se pueden diseñar?

Todo tipo de figuras y letras. Además, se ha desarrollado un nuevo concepto llamado "arte latte en 3D" que consiste en hacer figuras con espuma de leche, chocolate en polvo, canela, fudge y manjar blanco. Para el especialista, la obtención de una espuma adecuada requiere de "cierta técnica a la hora de calentarla con el vaporizador de una cafetera express, teniendo en cuenta que lo que se persigue es una espuma o crema densa, con microburbujas".

¿Que debemos evitar?

"Tener café sin haber reposado, ya que de esta manera los resultados en espresso serían bebidas efervescentes y nos destruirían el diseño en la taza. En cambio, el espresso reposado evitará generar un gran contraste en la taza. Además, la leche debe estar a  temperatura ambiente y previamente vaporizada para evitar el desarrollo de la lactosa. El trabajo en conjunto entre, máquina, molino, mezcla, mano de barista y mantenimiento, es fundamental", finalizó José Arellano. 

Ya lo sabes, busca el lugar que más te guste y disfruta de los fabulosos diseños que los  profesionales del "arte del latte", tienen preparado para ti.

Escribe Shanny ROBLES PLASENCIA

Deja tu comentario