MIÉRCOLES, 14 de Noviembre de 2018

Trending

18/06/2018

Beneficios de tener un gato durante el embarazo

Queda demostrado que las mascotas, especialmente perros y gatos, se convierten en compañeros incondicionales en todos los momentos de nuestras vidas. Por tanto, la etapa del embarazo no podría ser la excepción a la regla.
Compartir esta nota
Frente a lo dicho, el equipo de médicos veterinarios del LATIN PET nos brindan algunos beneficios que quizás no conocías de tener a un gato durante tu embarazo. 

Estarás siempre protegida: Uno de los principales mitos acerca de los gatos es que estos no tienen una actitud de defender a sus dueños. Esto no es cierto, ya que los gatos son sumamente intuitivos y durante este periodo del embarazo podrás notar más que nunca sus gestos protectores. Buscará siempre cobijarte y darte calor a ti y a tu bebé posándose sobre tu pancita.

Calmará tus ansias: Sabemos que la forma en que los gatos demuestran su confianza y felicidad es a través del ronroneo. Este aumentará durante el embarazado haciéndote sentir mimada y tranquila, lo cual ayudará muchísimo a calmar esas ansías que aumentarán en esta etapa. Bienestar para ti y tu bebé. 

Entenderás tus barreras: El hecho de que el gato se vuelva mucho más cariñoso y protector no implica que se vuelva hostigante. Los gatos por esencia ponen límites y entienden los mismos. Lo ideal es habituar una habitación o espacio para tu bebé; ellos sabrán que en esa área no deben mantenerse todo el tiempo. 

Te ayudará cuando nazca el bebé: Los gatos son uno de los animales más independientes que podrías tener en casa y luego de que nazca el bebé esto será un gran plus a tu nueva vida como madre, ya que no implicará mucho trabajo mantenerlo y podrás enfocarte en la nueva vida que implica ser madre ¡Ojo! que sean más independientes no significa que los debas dejar de lado. Toda mascota necesita amor y cuidados, no lo olvides. 

Recuerda que el abandono no es una opción. Los animales también sienten y necesitan de ti tanto como tú en algún momento podrías necesitar de ellos. Tanto los gatos como los perros son una excelente compañía para esta etapa. Infórmate y no dejes de llevarlos al veterinario. 

Editado por Revista ZOOM

Deja tu comentario