DOMINGO, 20 de Agosto de 2017

Gourmet

17/03/2016

El mejor manjar de fruta

Qué delicia que nos deja el dulce de las frutas en el paladar .Y si tanto te agrada lo azucarado, deberías probar y atreverte a preparar unas exquisitas mermeladas naturales hechas con la medida perfecta de azúcar que tú prefieras.
Compartir esta nota
Por suerte existe una gran variedad de productos alimenticios que podemos transformar y convertirlos en verdaderos manjares. Tal es el caso de las frutas que con algunos componentes extras, y teniendo como base el azúcar podemos elaborar unas deliciosas compotas para acompañar algunos postres, así como para untarlos en el pan o galletas.

Las mermeladas siempre han estado presentes dentro la gastronomía. Sin embargo, han sido muy pocos los frutos, que se han puesto a prueba para hacer popular a este producto. En el mercado existen marcas reconocidas que las venden y son muy buenas, pero sabemos que dentro de los insumos que se emplean para su elaboración hay algunos que no son naturales, como es el caso de los colorantes que utilizan y los preservantes.

Y si te quedaste con las ganas de probar algún sabor especial, o solo quieres darte el gusto de prepararla, lo único que necesitas es tu fruta favorita. A continuación te vamos ayudar con algunos consejos básicos para lograr la mejor mermelada casera.

Uno de los requisitos previos, es saber escoger de manera correcta la fruta. Para esto lo mejor a la hora de hacer la compra, es elegir aquella que no esté demasiado madura, ni lo contrario, que se encuentre aún verde, así evitaremos que el dulce no se estropee.

Existen diversas maneras de preparar la mermelada, por ejemplo una manera que no muchos estilan, es que una vez seleccionadas las frutas tienes que picarlas y colocarlas en un recipiente de vidrio, luego verter el azúcar necesario como para cubrirlas en su totalidad, agregarle zumo de limón y dejarlas reposar por espacio mínimo de una hora. 

Otro modo, aunque un poco convencional, pero que resulta muy bueno es colocar dentro de una cacerola el azúcar y mantener a fuego lento con el fin de evitar que esta se queme, una vez disuelta y formada en miel agregar la fruta previamente picada, remover hasta que esta bote su jugo y la pectina se combine con el azúcar. Finalmente agrega la canela y el clavo de olor al gusto.

Uno de los aspectos importantes es el grado de cocción, porque si es el correcto podrás tener éxito en la preparación. Para ello lo ideal es que la temperatura sea de 115 grados Fahrenheit y que esta se mantenga en el fuego durante una hora como mínimo y siempre revolviéndola para que la mezcla sea uniforme. 

La manera correcta antes de retirarla del fuego es  probar si esta ya consiguió la textura adecuada. Y en caso la disolución no fue la esperada también se puede hacer uso de la batidora de mano, que ayude a triturar el fruto.

Entre las frutas más conocidas para hacer mermelada tenemos las fresas, moras, tamarindo, y todos las demás del bosque, que son las más prácticas por su elaboración, porque solo tienes que lavarlas, y acaramelarlas. 

Lo que no resulta igual, es en el caso que tenga que prepararla con manzanas, duraznos, piñas, mango, ya que, además de pelar cada fruta, también debes preocuparte por hacer cortes pequeños y retirarles el corazón. 

Escribe Mercedes Milagros PANIAGUA CASTAÑEDA

Deja tu comentario