DOMINGO, 22 de Octubre de 2017

Travellers

15/03/2016

Un destino muy exótico

Bora Bora es una de esas islas más insólitas, que aún se puede visitar con la sensación de estar en otro mundo. Es realmente un paraíso natural que está ubicado en la recóndita Polinesia Francesa. Es como sentirse realmente en otro planeta.
Compartir esta nota
Sus mayores atractivos son sus playas, esas aguas cristalinas salpicadas de arrecifes de coral, la observación de la vida submarina y los bungalows sobre el agua. Estas y otras cosas han hecho que la isla se convierta en destino favorito por muchos viajeros, es romántico, aventurero, divertido y sorprendente a la vez. Existe una gran afluencia de turismo, debido principalmente a la distancia que separa estas tierras de casi cualquier sitio.

Bora Bora tuvo un origen volcánico; y el gran volcán del que surgieron sus tierras hoy está cubierto por un hermoso lago transparente. Desde el aterrizaje en el aeropuerto podrás sentir la sensación de frescura por sus bellas aguas turquesas y arenas claras. Posiblemente sea la laguna más bella del mundo.

Un verdadero destino de lujo. Si bien es cierto el costo en cuanto a la estancia en esta isla no es barato, pero sí que lo vale, para muchos viajeros es simplemente el “viaje soñado” o “el viaje de su vida”, por lo que las personas que deciden conocer este grandioso lugar, en su mayoría han ahorrado para visitarlo.

En esta isla abundan los hoteles de lujo, con bungalows de estilo polinesio edificados sobre las aguas de la laguna de Bora Bora, en los que el desayuno puede llegar a bordo de una canoa y hasta lo menos imaginado puede pasar. En estos espacios suelen aprovechar el entorno nativo, integrándose, dentro de lo que cabe, en el paisaje. Una experiencia increíble que todo turista desea vivir.

¿Qué cosas se puede hacer en esta impresionante ínsula? 

Dentro de la laguna, que podremos recorrer en canoa, en barcos con fondo de cristal, a nado o buceando, hay varios islotes; como también se puede hacer una excursión hacia la barrera de coral para hacer snorkel, otro de los pasatiempos muy solicitados, además contemplar la rica y colorida vida submarina.

Los deportes acuáticos son la estrella y el boom de las actividades en Bora Bora. Puedes disfrutar de las puestas de sol desde un catamarán, o quizás escoger algún lugar para descansar en alguna de las playas, como Playa Matira que se encuentra al sur de la isla, súper famosa, caracterizada por sus arenas blancas y sus aguas tibias y poco profundas.

Su belleza, y la razón de que el turismo masivo no haya llegado aún a la recóndita Polinesia Francesa, hacen de esta isla un increíble destino ¿Quién no ha soñado alguna vez con disfrutar de un paisaje como éste, de que se pare el mundo, y las preocupaciones se dejen a un lado, para disfrutar de un paraíso terrenal? 

Escribe Diana Carolina ARBIETO GARCIA


Deja tu comentario