DOMINGO, 22 de Octubre de 2017

Gourmet

29/07/2013

Mayta Restaurante Bar, destapa los sentidos con su barra de macerados

La barra del ‘Mayta Restaurante Bar’ no esconde ningún secreto, su anaquelería ostenta su preciada muestra de macerados de pisco, capaz de proporcionar a sus visitantes la más original herramienta contra el crudo frío limeño.
Compartir esta nota
Noventaiseis variedades de macerados de frutos frescos regionales, frutos secos, ajíes, especias y hiervas nativas, hacen de su propuesta pisquera en la artillería perfecta para destapar sensaciones en el paladar de los amantes de la bebida bandera.

El Pisco Quebranta 1615, producción del hermano de Jaime Pesaque, Chef y dueño del restaurante, es el ingrediente base para la producción de las espirituosas, coloridas, innovadoras y apetecibles bebidas. Sólo con ver en aspecto a las bebidas y percibir el aroma, se convierten en el preámbulo que nos anuncia la cadena de sensaciones que estimularan los sentidos del cliente.

Su carta de bebidas oferta además una variedad de machacados y chilcanos que completan la formula idónea para la cata del destilado peruano. Al respecto Romel Aguado Velásquez, joven Bartender y responsable directo de satisfacer e inculcar el gusto por el pisco de quien visite ‘Mayta’, nos comenta, “nuestros macerados contienen la misma fruta fresca entera que se corta, en algunos casos se seca, se macera en el Pisco Quebranta entre 15 a 20 días, en el caso del maíz morado o la canela demoran un poco mas por ser ingredientes secos”.

Hablando sobre los machacados, bebidas que también tienen gran acogida, nuestro especialista dice: “aquí la fruta fresca se machaca tal cual mezclado con azúcar, en algunos se agrega un toque de limón para aportar la acidez, se le agrega el Pisco Quebranta; el ‘1615’ que se ha exportado y esta pegando mucho en el ‘Mayta’ de Hong Kong, y listo tenemos una gran bebida”.

La carta de bebidas esta dividida en tres partes, los chilcanos, los cocteles y machacados. Una larga lista de mezclas capaces de evocar regiones, situaciones, momentos especiales; se esconden tras la barra del ‘Mayta’, es uno de esos lugares en que provoca regresar y regresar, para pasar largas horas acariciando el sentido del gusto.

Damasco, toronja, ly-chee, hoja de coca, tamarindo, guanábana, mora, kión, cerezas, anís estrella, clavo de olor, mamey, coco, chuchuhuasi, té verde, maíz morado, hierbaluisa, uvachado, rosas y rocoto; son algunos de los sabores que se pueden catar en este local en demasía acogedor y bien pensado que se ubica en la avenida 28 de Julio 1290, Urb. San Antonio – Miraflores.

Escribe Christian SALOMON CZERNIAK

Deja tu comentario