DOMINGO, 22 de Octubre de 2017

Fanboy

15/07/2013

Más allá de las limitaciones...

La frase "discapacidad no es incapacidad", nos remite a personas que valientemente demuestran al mundo que no les falta nada, para salir adelante. No obstante, los animales discapacitados también son dignos de historias de lucha y sobrevivencia.
Compartir esta nota
Millones de personas ignoran que los animales sufren algún tipo de discapacidad, pero así es. Empecemos por comprender que no siempre estas limitaciones son genéticas o accidentales, también son producto de mentes agresoras que mutilan sus extremidades por simple diversión, cambiando su comportamiento y convirtiéndolos en seres rechazados por otros humanos.

Aún cuando las oportunidades parecen escasas, existen innumerables formas de ayudar a un animal que no tiene las mismas facultades físicas que otro de su misma especie.

Aunque parezca increíble un perro puede correr, brincar y vivir tranquilo con sólo tres patas ¿por qué?, muy sencillo; ellos se adaptan rápidamente a esta nueva condición y no se sugestionan o deprimen por tener un miembro menos, como sí pasa con los humanos.

Las sillas de ruedas para perros y gatos, se han convertido en una excelente opción a la hora de adoptar un animal discapacitado y asumir con responsabilidad los cuidados que necesitan. Dependiendo del grado de dificultad, tenemos las técnicas, tips e instrumentos necesarios para brindarles una vida "normal" y llena de alegría. 

Una animal discapacitado, es igual de activo, amoroso y lleno de energía cuando vive en un hogar responsable, debido a que su elevada capacidad de "superación" no tiene límites. 

Por tanto,  lo primero que debemos hacer es pedir la asesoría de un médico veterinario acerca de los cuidados que un animal ciego, sordo o inválido necesita, para elaborar nuestra agenda de actividades diarias, semanales o mensuales.

Recuerda que al igual que un perro guía es entrenado para ayudar a personas ciegas, nosotros también podemos aprender a cuidar animales "especiales", fortaleciendo nuestros valores personales y permitiéndonos vivir una inolvidable experiencia.    

Escribe Shanny ROBLES PLASENCIA

Deja tu comentario