LUNES, 12 de Noviembre de 2018

Fanboy

10/09/2015

¿Por qué amamos Fiebre de Sábado por la Noche?

Alguna vez te has preguntado ¿por qué esta película tuvo un éxito desmesurado?, ¿cuánto crees que influyó la propuesta de la mítica trama en aquella generación de los 70’s? Sigue con nosotros y entérate qué hay detrás de esta trama.
Compartir esta nota
Casi siempre una historia brillante termina en una novela o una película. En este caso fue un artículo periodístico publicado en la revista New Work Magazine lo que inspiró a realizar este semejante filme. 

Y vaya que lo es. Esta película no sólo arrasó en taquilla, tuvo tanta acogida que fue la principal impulsora del estilo y la cultura musical Disco en todo el mundo, fue catalogada como un fenómeno que atacó directamente a la sociedad y cambió el estilo de vida que se manejaba en aquellos tiempos.  Estamos casi seguros que Nick Cohn jamás imaginó lo que un artículo publicado por él (Ritos tribales del nuevo sábado en la noche) podría causar en el mundo del cine. Poco tiempo después fue llamado para ser uno de los guionistas de la película. 

Pero fue John Badham quien tendría la idea de convertirlo en un filme, y más allá de los ingresos que consiguió como película, la nominación de Travolta al Oscar, logró que la los Bee Gees lograra vender 300 millones de copias y fue considerada la mejor banda sonora de todos los tiempos.

Hablemos de la película, Tony Manero, interpretado por el legendario John Travolta, es un  joven neoyorquino con descendencia italiana que trabaja en una tienda de pinturas. En los fines de semana se convierte en un apasionado bailarín que deslumbra en las pistas de bailes, donde sólo él es el rey. Y es en esa misma pista de baile donde conoce a Stephanie Mangano, interpretado por la peculiar Karen Lynn, quien despertará una gran atracción en el protagonista que al final terminaría siendo su pareja de baile. Frank, su hermano, es quien le abrió la perspectiva de ver la vida y por ende, ayudarlo a madurar.

Sin embargo, el mítico baile de Manero fue practicado por John Travolta durante nueve meses para que pudiera aprenderse la coreografía y luego mostrarla ante los espectadores. Mientras tanto, el director de la película despidió al montador de escenas porque perdían los pasos de baile de Travolta y como dato curioso, la responsabilidad de ese montaje cayó en las manos del propio actor.

Las grabaciones de la película se suspendieron durante un periodo debido a que una compañera de él murió de cáncer. Algo que muchos no saben es que Karen Lynn era nueve años mayor que John Travolta y que luego de su aparición en "Fiebre de sábado por la noche" no retornaría al mundo del arte hasta el año 1991.

Por último, la mítica discoteca Odisea 2001 donde Tony Manero inmortalizaría sus dotes de baile, operó hasta el año 1987, para luego cambiar de temática y convertirse en una discoteca gay que finalmente sería demolida, a pesar de las protestas de los fans de la película, en el año 2005.

Escribe Mauricio Ricardo SARMIENTO PÉREZ


Deja tu comentario