VIERNES, 14 de Diciembre de 2018

Trending

29/07/2015

Ideas falsas sobre la primera vez

No existe una edad ideal para tener el primer encuentro sexual. Lo que si existen son mitos sobre la primera vez de las protagonistas, que no siempre es maravillosa, porque sentimos miedo, nervios y dolor durante la penetración.
Compartir esta nota
Los ginecólogos, suelen afirmar que muchas mujeres se martirizan preguntándose por  qué no tienen un orgasmo en su iniciación sexual y empiezan a pensar que sufren de algún problema fisiológico; sin embargo, pesan mucho más los factores psicológicos.

Hay caso de mujeres que ya estando casadas, tienen dificultades para tener orgasmos, y eso sucede por la tensión y el poco deseo que sienten. Muchas de ellas aseguran que necesitan de caricias previas antes de consumir el acto, y así pueden llegar a lubricar y lograr la tan ansiada sensación. Esto indica que  todo está en la mente.

No me siento húmeda

La falta de lubricación se puede presentar por dos razones. La primera: un déficit de estrógenos, que normalmente pasa cuando la mujer entra a la etapa de la menopausia. La segunda y la más importante tiene que ver con la mente, por eso son básicos los juegos preliminares.

Si tu hombre no te enciende, será difícil que puedas excitarte y cada penetración será dolorosa. Cuando una se lubrica las paredes vaginales se aceitan y esto permite que el ingreso del miembro viril  sea más fácil, lo cual deviene en una sensación placentera. Una excelente opción es tener en la mesita de noche lubricantes.

Partes estrechas

“Mi marido me dejará si tengo una vagina estrecha”. Este es uno de los mitos más falsos que existen. Es mentira de que por tener este problema no se pueda gozar una vida sexual plena. La mayoría de mujeres de raza negra tienen esta distribución orgánica y todo es cuestión de adaptación, ambiente, estímulos y buena disposición.

Algunas veces las féminas pecamos de sabelotodas y nos diagnosticamos de pelvis angosta. Nada de eso. Recuerden que todo está en la mente y lo que verdaderamente tenemos son nervios y miedo. Con la ayudadita de lubricantes y comunicación con tu pareja, este problema desaparecerá con un solo chasquear de dedos.

Miedo a la penetración

¿Quién no tiene miedo sentir dolor en la primera vez? Esta sensación es normal, incluso no solo en la primera relación sino también en las posteriores. El sexo oral y la masturbación son buenos recursos. 

Por eso es importante que toda persona deba preocuparse en conocer bien su cuerpo. Una vez que conozcas tu anatomía podrás comunicarle a tu pareja cómo te gusta que te toque. Así le enseñarás cuáles son tus zonas más erógenas, te lubricarás más fácil y gozarás plenamente el acto sexual.

Tienes ardor y comezón

Es otra situación incómoda, pero es normal ya que nuestra vagina es una cavidad cerrada y el roce que ocasiona el ingreso del miembro viril produce laceraciones en esta área. A esto se le atribuye sentir ardor al orinar.

Para nuestra suerte, esta sensación no dura para siempre y es solo cuestión de tiempo dejarla atrás. Si en caso esa molestia persiste, lo recomendables es que consultes a un especialista.

Ahora que ya estás enterada de que sentir ardor, dolor, miedo, entre otros, es absolutamente normal y tienen remedio, procura que tus futuros encuentros sexuales sean memorables.

Escribe Gissela CARHUAMACA PORTILLO

Deja tu comentario
Revista Zoom
Revista Zoom


Revista Zoom