MIÉRCOLES, 14 de Noviembre de 2018

Fanboy

13/04/2015

Cinco juegos de mesa que propician una diversión sana

Ante la proliferación de videojuegos y demás espacios virtuales, la tradición por el entretenimiento casero, sea de esfuerzo mental o físico, se ha perdido, por lo que es necesario sugerir algunos de ellos que permitan recuperar el interés.
Compartir esta nota
En un mundo donde la diversión se ha trasladado hacia el sedentarismo de los juegos en consolas y la actividad virtual, resulta oportuno reabrir el baúl de las distracciones de antaño. No muy viejas, en realidad, éstas se remontan a años recientes, en los que la Internet aún no jugaba el papel fundamental que ejerce dentro de la globalización y el acercamiento comunicacional entre las personas.

Esto no significa que lo actual se perjudicial, pero, como todos sabemos, aquello que suele usar en exceso, dentro de lo que se considera como un vicio, siempre ocasiona daños de cualquier naturaleza. Por eso mismo, lanzamos esta lista con cinco juegos de mesa, de los que podría aprovechar para tener otro ritmo de vida.

Ajedrez. Seas un caballo, un peón, la reina o el rey, siempre te tocará jugar un papel protagónico. Por supuesto que las coronas serán las más resguardadas, pero todo movimiento es importante en este tablero del que muchos hacen uso para prevenir enfermedades mentales como el Alzheimer. 

Damas. Éste lo puedes poner en práctica en el mismo terreno del juego anterior. La variación consiste en los movimientos de las fichas, diferenciadas por colores y de traslados en diagonal. Lo más importante es ‘comer’ la mayor cantidad de lo que disponga el enemigo.

Ludo. Conocido en algunas regiones como "parchis", el juego es un mapa netamente colorido, el cual convoca a cuatro personas identificadas con sus respectivas fichas y dados. Lo siguiente a considerar es el número que aparezco en estos últimos para determinar cuántas casillas se avanzan. Aquel que llegue a la meta primero, gana.

Monopolio. Y si lo tuyo es más por el criterio comercial, puedes pretender ser propietario de varias viviendas y establecimientos, con los que cobres alquiler por ellos y te enriquezcas de manera sobredimensionada. Para esto, cuentas con un capital inicial, el cual va reduciéndose o aumentando, dependiendo de tus movimientos financieros. Pero cuidado, puedes caer en trampas que retarden tu objetivo.

Ping Pong. La mesa no sólo involucra recursos intelectuales, pues también se entiende por aquellos que demandan un esfuerzo físico, el cual puede verse ampliamente en esta disciplina. ¿Amante del tenis? Pues éste será una experiencia similar, en la que una net separa ambas canchas y el trato con el balón se caracteriza por la rapidez y juego de muñeca.

Y tú, ¿les darías una oportunidad a estos juegos?

Escribe Dante Daniel MORETTI CASTRO

Deja tu comentario