DOMINGO, 17 de Diciembre de 2017

Zapping

09/04/2015

Dr. House siempre tiene la razón

Generalmente los sabiondos caen pesados, pero cuando se trata de salvar vidas, Gregory House tiene el visto bueno de su cuerpo médico para ser todo lo soberbio que desee. Cercano a los riesgos y ajeno a los fracasos, acierta con tenacidad.
Compartir esta nota
Connotado y reconocido por la mayoría de sus colegas, Gregory House camina a paso lento, ayudado por su bastón, entre los pasillos del  Hospital Universitario Princeton-Plainsboro de Nueva Yersey. El recuerdo de la cirugía que lo tiene en esa situación lo trastorna cada vez que tiene un tiempo a solas. Aunque casi todos sus momentos son para atender a la demanda de pacientes que llegan a sus manos en busca de un milagro.

Si bien sus métodos son cuestionados por la directora del centro médico, Lisa Cuddy, los resultados de sus arriesgados tratamientos silencian cualquier crítica. Pareciera como si el dicho “el fin justifica los medios” se hiciera presente en cada intervención de este galeno, quien prefiere restablecerse de la tensión a través del sonido de un piano.

Efectivamente, la música es su fiel compañera, aquella que lo coloca en un mejor estado ánimo. Pese a tener al experto en Oncología, James Wilson, como su mejor amigo, las conversaciones no lo llegan a saciar en términos de recuperación de energía, salvo que compartan una copa de vino y platiquen de motos o mujeres.

El cuerpo médico que lo acompaña sufre varios cambios, tras la ruptura con Chase, Cameron y Foreman. De todos ellos, este último es el único que sobrevive a los nuevos vientos y llega a confrontar las decisiones que toma House. Al final de cuentas, son vidas humanas las que penden de un hilo y no merecen ser objeto de experimentos.

Sin embargo, fiel a su estilo, el buen Gregory deja boquiabiertos a todos con sus hazañas y destrezas en el dominio de la materia. Sus ayudantes quedan ridiculizados y aparentan ser, más bien, alumnos suyos, pese a que cada uno de ellos se especializa en una rama en específico.

Si le llamó la atención la historia de este loco doctor, consulte con su operador de cable por la programación de Universal Channel o disfrútala en Netflix.

Escribe Dante Daniel MORETTI CASTRO

Deja tu comentario