DOMINGO, 25 de Junio de 2017

Zapping

31/03/2015

Cinco razones para ver Sons of Anarchy

La libertad también se respira en las series de televisión. Alejados de cualquier regulación sobre sus vidas, los miembros de la comunidad Hijos de la Anarquía dan muestras de cómo proteger a su pueblo y lidiar con cualquier enemigo.
Compartir esta nota
Un grupo de motociclistas del encantador pueblo de Charming, apodados como los “Hijos de la Anarquía”, entraron a las pantallas de televisión en setiembre del 2008, con la finalidad de envolver al público con intriga y adrenalina, dadas las historias violentas –de carácter ajusticiador– que caracterizaron a los protagonistas de esta realización.

La anarquía fue conceptualiza como algo más allá del caos y el libre albedrío, una pieza fundamental  en la vida de cada persona para hacer lo que mejor le plazca y sin miedo a expresarse con naturalidad. Autogestión y defensa a ultranza en Charming, por el pueblo y para el pueblo. Por ello, he aquí cinco razones que te motivarán a ver la serie:

Sin leyes represoras. Las normas están al margen en esta localidad del Norte de California. Aquí son los mismos motociclistas quienes operan la justicia. Ningún guardia ni efectivo policial puede entrometerse, pues saldrá perjudicado. Así como en Cajamarca mandan los ronderos, en Charming lo hace esta banda de motociclistas.

Comunidad autogestionaria. Sin regulaciones de por medio y con el abastecimiento medido de los comestibles, el compromiso de cada habitante de la localidad es admirable. Independientemente de los egos que toda persona maneje, la prioridad está en el bien común y en la subsistencia de las familias.

Confrontación. Cualquier intento desestabilizador queda paralizado y notablemente aniquilado. Sean cobradores de deudas o mensajeros de líderes de otros barrios, el punto es claro: nadie se mete con la gente de Charming y, de hacerlo, pagarán las consecuencias.

Estilo de vida. Pegados a la música country, movilizados en motos y sedientos de justicia, los protagonistas de esta serie tienen una peculiar forma de afrontar el día a día. El único lujo es gozar del compañerismo, el amor de una mujer y una cerveza bien helada que remoje esa garganta llena de ira.

Respeto. En este mundo globalizado, donde priman las competencias, sólo sobrevive el más fuerte. Bajo ese concepto, los “Hijos de la Anarquía” apuntan a ser temidos por sus contrincantes, de modo que no exista ningún tipo de intervencionismo en sus canchas y se evite cualquier episodio lamentable.

Y tú, ¿qué opinas de esta rebelde producción? 

Escribe Dante Daniel MORETTI CASTRO


Deja tu comentario