LUNES, 18 de Junio de 2018

Trending

05/01/2015

¡Oh no, me terminaron!

¿Estabas enamorada y el hombre que te quitaba el sueño te dijo hasta aquí no más? ¡No eres tú soy yo! ¿No sabes que hacer para poder olvidarlo? No te des desesperes, a continuación te damos algunos consejos para sobrellevar el duelo.
Compartir esta nota
En dolor, hermanas. Bueno queridas lectora, ya no llores más por él. O pensándolo mejor, llora y llora todo lo que quieras, pero solo una vez, eso te ayudará a desahogarte del dolor y después lee con calma esta nota.

Mejor déjanos decirte que está bien admitir el sufrimiento, vivir el dolor, sonarse la nariz y luego seguir adelante. Terminar una relación causa mucha tristeza y negar o evadir el impacto es peor a la larga. Llora, pero eso si no te la pases sollozando las 24 horas, que tantas lágrimas no te dejarán ver la solución.

Voltea la página. Lo peor que puedes hacer cuando te terminan es irte a la cama. OK. Te dijo que eras una celosa crónica, una posesiva cara de loca, una maniática compulsiva y que ya no te quería. ¿Te dijo que tu amor lo estaba atosigando, que ya no podía más? ¿O recurrió a la clásica frase y te lanzó “no eres tu soy yo”? Cualquiera sea la frase utilizada, lo primero es aceptar que terminaron.

Que tu ego andará herido, es cierto, pero no evadas y también recapacita. Analízate, chequea todos tus errores para que no los vuelvas a repetir, pero eso si no mendigues amor; si no te quieren, no te quieren. No te vamos a consolar diciéndote: ya otro vendrá o él se la pierde. ¡No!

Lo que vamos a decirte es que recurras a tu dignidad y que pienses; si no te quieren y te lo han gritado en la cara, ¿para qué sigues rogando? Vamos si se puede, todas somos lindas, ¡quiérete siempre! La vida es un círculo, piensa un momento y respira hondo.

¿Dónde lo conociste al susodicho? ¿En una fiesta; en casa de tus primas; en una discoteca? Piensa en el lugar, la hora exacta y el día en que se conocieron; ¿ya recordaste? Ahora vuelve a respirar e imagínate ¿Qué hubiera pasado si ese día no ibas? Pues no lo conocías, así de simple; todo fue pura casualidad.

Y así como conociste a este hombre que hoy te hace llorar, en los próximos meses también conocerás a otro. La vida es como una ruleta que gira y gira; y solo depende de ti salir de ella para dejar ir al dolor. Alégrate porque viviste el amor, porque estás conociendo el desamor y porque sigues viva.

Busca a tus amigas y vayan de paseo, de compras que son buena medicina para evitar el sufrimiento; pero por favor no te tires al abandono, no lo mereces. No mereces hundirte porque alguien dice no quererte; o acaso no te quieres; sal de tu encierro, distráete. Llama a tus amigas, llora un ratito con ellas y luego diviértanse; puedes tomar un lonche con tu mamá, juega con tus sobrinos; anda al cine. Despeja tu mente, para que dejes el pensamiento obsesivo y las culpas.

Y si no puedes dormir, comer, respirar; si sientes que no puedes más con tu alma, lo mejor será que busques ayuda profesional. No está mal pedir ayuda, lo que sí está mal es sentir que te mueres y no hacer nada al respecto. Lo peor que podría pasarte es que por huir de tu soledad termines otra vez en relaciones tormentosas. Disfruta tu compañía, engríete; ya encontrarás un amor positivo.

Escribe Gissela CARHUAMACA PORTILLO

Deja tu comentario