MIÉRCOLES, 28 de Junio de 2017

Show

02/05/2013

Comedia internacional en el Teatro Larco

La cita, lunes ocho de la noche, junto a los asistentes esperamos ansiosos la puesta en escena de Sueños de un seductor, comedia de Woody Allen que se ha instalado en las tablas del Teatro Larco y que es acertadamente dirigida por David Carrillo.
Compartir esta nota
La temporada va hasta junio, de jueves a lunes a las ocho de la noche y los domingos a las 7. La experiencia es positivamente hilarante y tierna, su director respalda el porque de una obra del norteamericano Woody Allen, “Me encanta la comedia, en más del noventa por ciento en mi experiencia de teatro, he explorado el humor en sus diversas vertientes, y de hecho como me interesa el humor creo que el autor es uno de los grandes comediógrafos del siglo y tenía que traer una de sus pocas obras a la cartelera de Teatro Larco”.

Sostiene además, “fue la primera obra que leí hace muchísimos años cuando era estudiante de teatro y adolescente, habla básicamente sobre la madures. Creo que es una buena manera que la gente conozca el teatro de Woody, de todas sus obras creo que es la que tiene más tiene elementos cinematográficos, pero también tiene elementos teatrales, que te puede ayudar entender su visión sobre el teatro”.

El director nacional nos revela que es una comedia que te pasea por distintas emociones, la primera promesa y la más exigente es que la gente la pase bien, se ría y en eso el guionista es muy matemático, sostiene las risas con mucha habilidad. Piensa además que hay mucha ternura en la historia y un bonito tributo al cine. “El afamado neoyorquino escribió esta obra de teatro porque quería actuar en teatro, quería probarse ahí”, recalca. 

Mientras que apreciamos y halagamos las butacas del renovado teatro, David nos dice, “yo sospecho que la sensación que me va quedar de esta obra en un buen tiempo es la de un proyecto muy amical, el grupo ha fluido muy bien, me provoca mucho estar con ellos, siento que es un elenco entrañable, y por otro lado al montaje le ha ido muy bien, así que nos quedará una sensación de éxito.” Con mirada de complacencia agrega, “Y como equipo sospechamos que si Woody Allen la viera, estaría bastante contento con lo que está sucediendo con su obra.”

Habla el director sobre su elenco

Manuel Gold, es uno de mis comediantes favoritos, una vez que identifiqué que podía encargarle el personaje principal, la idea del montaje comenzó a fluir, es un actor que maneja muy bien los tiempos, muy bien la comedia y es un actor que provoca ver en el escenario, logra mucha empatía con el público. Allina Ferrand, es la segunda vez que trabajo con nosotros y para mi es absolutamente adorable trabajar con ella, muy inteligente y perspicaz en sus planteamientos, es naturalmente elegante, le da una sofisticación única al personaje. Pietro Sibille, es uno de los actores más meticulosos en caracterización, noto que siempre se preocupa de retarse, de demostrar cierta versatilidad y es muy quisquilloso en los detalles. Joaquín de Orbegoso, es la primera vez que trabaja conmigo, a pesar de que lo he seguido muchos años, la gente lo conoce muy poco en tu faceta de teatro, pero tiene una sólida formación actoral, ha sido un placer y un descubrimiento, yo trabajaría con Joaquín mil veces más. Luego está Emily Yacarini y Vannia Achinelli que son egresadas del taller de formación que yo dirijo, y de hecho que me encanta trabajar con mis actrices, demuestran un gran profesionalismo”.

Presenta la asociación cultural Plan 9

Plan nueve es la asociación cultural que manejan Carrillo junto a Giovanny Ciccia, un matrimonio societario de diez años como el mismo director confiesa, y con la que no esperan volverse millonarios o magnates, sino que les permita la continuidad y hacer el teatro que quieren. “Nuestro única preocupación es que al obra que este en cartelera tenga el éxito necesario para que la recaudación en taquilla nos permita hacer la próxima”, aclara David.

Manuel Gold, el protagonista

En la actualidad conocido por su faceta de Polizonte en la televisión local de señal cerrada, Manuel Gold  es un joven actor, que a pesar de su menuda complexión física despliega una gran energía en las tablas y captura la atención del público los noventa minutos que dura la función.

Su personaje Allan Félix es el personaje que encarna y parece haber sido construido a su medida, cual sastre entallado en su personalidad actoral, en la que maneja ricamente el humor al interpretar sus líneas. Con cada gesto Gold arranca risas copiosas del público.

La obra requiere un ‘timing’ específico, un ritmo apropiado para que corra la historia durante la hora y media, y que la gente se quede pegada, yo estoy durante todo ese tiempo, apenas salgo unos veinte segundos del escenario. Para mi significa un reto, sostener el drama de la obra ha sido complicado y espero mantener ese ritmo hasta el final de la temporada sin mecanizarme”, sostiene el protagonista.

Teatro Larco nos espera con esta nueva propuesta, que se suma a muchas más carteleras de éxito, de jueves a domingo en su temporada general y los lunes populares, en la Av. Larco 1036, Miraflores.

Escribe Christian SALOMON CZERNIAK

Deja tu comentario