LUNES, 18 de Junio de 2018

Fanboy

13/11/2014

Cinco películas que hablan de sexo pero sin tenerlo

El cine romántico, sigue siendo el favorito de muchos y, es que su éxito no solo se debe a sus historias, sino también a la forma más simple de representar al amor. Pero ¿cuáles son las películas que hablan de amor y sexo, sin tenerlo?
Compartir esta nota
El cine nos ha regalado grandes momentos de belleza, romanticismo y emoción a través de innumerables películas. Por eso hemos seleccionado algunas películas que hablan de ese sentimiento, pasión y locura sin necesidad de hacerlo explícito en el plano sexual. ¡Toma nota!

Loco por Mary. Ted Strohehmann ha vivido angustiado durante 14 años de su vida. La razón de su desgracia no es otra que la famosa Mary Jensen, la chica a la que todos desean y con la que por fin consigue tener una cita en la fiesta de graduación. Pero un desgraciado accidente con la cremallera del pantalón arruina sus planes. Ahora parece que tendrá otra oportunidad.

10 cosas que odio de ti. Las hermanas Stratford son muy distintas. La guapa y popular Bianca nunca ha salido con un chico, y Kat, su hermana mayor, es una bruja con muy mal genio, y algo arisca, que se ha propuesto rechazar a cualquier chico que demuestre el más mínimo interés por ella. Desgraciadamente, el estricto reglamento que rige el hogar de los Stratford prohíbe a Blanca tener novio hasta que su insoportable hermana tenga uno; situación que parece más que improbable teniendo en cuenta que Kat lleva una vida social desastrosa.

Nick y Norah. Nick O’Leary, que frecuenta los locales de música "indie" de Nueva York con su grupo. Una noche, una chica le pedirá que finja ser su novio durante cinco minutos para esquivar a una antigua pareja. Así conocerá a Norah Silverberg, con quien no parece tener nada en común, salvo su gusto por el mismo tipo de música. Juntos se embarcarán en una noche llena de aventuras.

Orgullo y Perjuicio. Las cinco hermanas Bennet han sido criadas por una madre obsesionada por encontrarles marido. Pero una de ellas, Lizzie, inteligente y con carácter, desea una vida con perspectivas más abiertas, un anhelo respaldado por su padre. Cuando el señor Bingley, un soltero rico, y su círculo de sofisticados amigos se instalan en una mansión vecina para pasar el verano, las Bennett se entusiasman con la posibilidad de encontrar pretendientes. En el baile de bienvenida, Lizzie conoce al apuesto y elegante señor Darcy, pero, a primera vista, le parece demasiado orgulloso y arrogante.

Un amor para recordar. Jamie era la última persona de la que se enamoraría Landon. Demasiado seria y conservadora para su gusto. Hija de un pastor de la iglesia bautista, Jamie no tenía miedo de manifestar que la fe era lo más importante en su vida, aunque ello le costara las críticas de sus compañeros, pero lo acercará más a Landon.

¿Cuál de estas películas es tu favorita? ¿Te animas a verlas este fin de semana?

Escribe Grace GREGORI MURILLO

Deja tu comentario