MIÉRCOLES, 13 de Diciembre de 2017

Fanboy

28/03/2013

El, Joaquín Sabina

El tan solo quería escribir la canción más hermosa del mundo, voz aguardentosa, bohemio, español, simplemente él. Joaquín Sabina es el ídolo máximo de muchos jóvenes y viejos, hombres y mujeres, gente de todas partes del mundo.
Compartir esta nota
Definitivamente es su voz, las letras de sus canciones, las melodías, las pausas, los silencios, todo eso forma “el mundo Sabina”.

Lo sentimos nuestro amigo, también un completo extraño, nos identificamos con algunas de sus canciones, con otras decimos ¿de qué carajo está hablando?, lo entendemos, no lo entendemos, nos gusta, nos aburre, todos los sentimientos se juntan en Sabina.

Chaqueta, camisa y bombín, su guitarra, su voz y su presencia se compenetran perfectamente y están en armonía con el universo y con la vida, con nuestra vida. Sus canciones no son canciones, son poemas que narran parte de su vida, de nuestra vida, la vida de todos.

Chavela Vargas, Joan Manuel Serrat, Fito Páez, Andrés Calamaro y muchas más estrellas han cantado junto a Sabina, con cada uno de ellos tiene una maravillosa versión de alguna de sus canciones.

Recordar algún amor no correspondido con “Contigo”, tratar de olvidar a alguna mujer con “19 días y 500 noches”, pensar en chicas de una sola noche con “Aves de Paso”, oír “Nosotros” y pensar en aquella persona que ronda nuestra mente, negarnos al amor con “No puedo enamorarme de ti”.

Llorar o reír, tabaco y alcohol, vino o whiskey, el día y la noche, el amor y el sexo, ella y yo, o quizás ella y él. Sea cual sea la relación, Sabina siempre tiene una precisa que se acomoda a nuestra realidad, palabras sencillas y a la vez rebuscadas, alguna desafinación, ¡maravillosa desafinación!

Quizás si tuviera la voz perfecta no nos gustaría, si no fuera un bohemio empedernido no le tomaríamos atención, si fuera el cantante perfecto nadie compraría sus discos, su música no suena en la radio, pero suena en nuestras mentes y corazones. Sabina es la persona a la que si le invitas una copa de vino luego de un concierto, la aceptará.

Sabina es como él, como tú y como yo, es como cualquiera de nosotros, Sabina es Sabina y siempre lo será. Es un ser humano más sobre la tierra, pero no es cualquier ser humano, es el humano por excelencia, el humano cantante, el 'cantaor' cojonudo y bohemio que todo aquel que lo admira algún día sueña ser.

Escribe Diego Emilio SALAS CABRAL

Deja tu comentario